Johannes Brahms

(Brahms, Hamburgo, 7 de mayo de 1833-Viena, 3 de abril de 1897)

10 Mejores Obras de Brahms-10 Obras de Arte

Johannes Brahms, nacido en Hamburgo, Alemania, el 7 de mayo de 1833, fue el gran maestro del estilo sinfónico en la segunda mitad del siglo XIX. Su padre era un contrabajista de la Sociedad Filarmónica de Hamburgo y a la edad de siete años comenzó a tocar el piano.

De adolescente, Brahms ya era un músico consumado, y usó su talento para ganar dinero en las posadas, burdeles o a lo largo de los muelles de la ciudad para aliviar las condiciones financieras de su familia.

Conoció a Schumann en 1853 haciéndose muy amigo de él. Este, que ya gozaba de mucha fama por entonces, lo calificó de genio en un famoso artículo, palabras que hicieron que rápidamente el joven compositor fuese conocido. 

Algunos historiadores cuentan que se enamoró de Clara Schumann, después de la muerte de su mentor, aunque parece ser que ella nunca devolvió ese amor. 

A principios de la década de 1860 Brahms hizo su primera visita a Viena, y en 1863 fue nombrado director de la Singaskademie, posteriormente fue director de la Filarmónica de Viena durante tres temporadas.

Nunca se casó, y después de su intento fallido de hacer su amante Clara Schumann, Brahms pasó a tener una pequeña serie de relaciones como el romance con Agathe von Siebold en 1858.

10 Mejores Obras de Brahms

1. Concierto para violín en re mayor Op. 77. 1878.

Estrenado el 1 de enero de 1879 y dedicado a su amigo Joseph Joachim con el autor dirigiendo la orquesta Gewandhaus de Leipzig. Este concierto es una verdadera obra más maestra y uno de los conciertos referencia de violín. Se dice que el solista estuvo celoso por el protagonismo que le autor concede al oboe durante el segundo movimiento. Los movimientos son:

  1. Allegro non troppo (re mayor)
  2. Adagio (fa mayor)
  3. Allegro giocoso, ma non troppo vivace – Poco più presto (re mayor)

2. Un réquiem alemán para solistas, coro y orquesta Op. 45. 1868.

También conocido como “Un requiem alemán”, es una obra sobre la vida y la muerte fundamentada en la biblia. Su estreno en 1868 hizo que a partir de entonces el compositor fuese considerado como uno de los mejores de Europa. Se trata de una obra dividida siete partes con una duración aproximada de una hora y 15 minutos.

3. Sinfonía n.º 1 en do menor, Op. 68. 1862.

Para algunos considerada la 10ª sinfonía de Beethoven, su primera sinfonía es un clásico en las salas de concierto. Trabajó en ella alrededor de 14 años y fue estrenada en 1876. En esta obra Brahms cita en repetidas ocasiones el motivo de la quinta sinfonía de Beethoven lo que algunas personalidades de la época consideraron un plagio aunque el simplemente se refería a ello como un acto consciente de homenaje al compositor de Bonn. 

Esta sinfonía tiene cuatro movimientos:

  1. Un poco sostenuto – Allegro – meno Allegro 
  2. Andante sostenuto 
  3. Un poco Allegretto e grazioso 
  4. Adagio – Più Andante – Allegro non troppo, ma con brio – Più Allegro.

4.Concierto para piano n.º 1 en re menor, Op. 15. 1858.

Brahms compuso solo dos conciertos para este instrumento. Los dos son obras maestras de este formato y son habitualmente interpretados en las salas sinfónicas. La obra, compuesta en un periodo verdaderamente difícil para Brahms puesto que Schumann había fallecido recientemente, fue estrenada en 1859 y rechazada por el público de una manera escandalosa, con muchos silbidos y cierta agitación. Cinco años después fue de nuevo interpretada por Clara Schumann obteniendo un gran éxito. El concierto está compuesto por los siguientes movimientos:

  1. Maestoso
  2. Adagio
  3. Rondó: Allegro non troppo

5. Doble concierto en la menor para violín, chelo y orquesta, Op. 102 (1887). 

Estrenado en 1887 parece ser que fue el último trabajo orquestal de Brahms. Fue dedicado al violinista Joseph Joachim y al chelista chelista Robert Hausmann. Con Joachim en los últimos tiempos había tenido una mala relación ya que en el divorcio entre este y su mujer, Brahms tomo partido a favor de su mujer. En el manuscrito aparece escrito el texto, Joachim, frei aber einsam (Joachim, libre pero solo).

Está dividido en tres movimientos:

  1. Allegro
  2. Andante
  3. Vivace non troppo

6. Cuarteto con Piano nº 2 en lam, Op. 26. 1862. 

Es una mezcla entre concierto para piano y música de cámara. Su estreno tuvo lugar en Viena con los componentes del cuarteto Joseph Hellmesberger con Brahms al piano. En vida del compositor, de los dos cuartetos con piano, parece ser que este tuvo mayor éxito, aunque a partir del siglo XX ha sido su primer cuarteto el más reconocido. Esta obra tiene duración aproximada de 50 minutos. 

  1. Allegro non troppo
  2. Poco adagio
  3. Scherzo: poco allegro
  4. Allegro, alla breve

7. Quinteto con Clarinet en si menor, Op. 115 (1891).

Es una de las obras más conocidas de Brahms y más representativas de la música de cámara del compositor.  Brahms se la dedicó al clarinetista Richard Mühlfeld y fue por primera vez interpretada por este con el el cuarteto Joachim. Está escrito para un clarinete en la y un cuarteto de cuerdas. Sus movimientos son:

  1. Allegro
  2. Adagio
  3. Andantino
  4. Con moto

 

8. Sonata para Piano nº 3 en Fa menor, Op. 5 (1853).

Es una obra monumental del repertorio pianístico del compositor. Brahms la compuso en agradecimiento a la Condeesa Ida von Hohenthal, por haber contratado a su hermano para dar clases de piano a sus hijos. Tiene una duración de unos 40 minutos y está dividida en cinco movimientos.

  1. Allegro maestoso.
  2. Andante espressivo.
  3. Scherzo.
  4. Intermezzo.
  5. Finale.

9. Sonata para violonchelo nº 2 en Fa mayor, Op. 99 (1886). 

Brahms compuso dos sonatas para violonchelo y piano, que hoy en día están consideradas obras fundamentales en el repertorio camerístico. Estuvo dedicada a Robert Hausmann, que había estrenado su primera sonata para chelo 20 años antes y que posteriormente estrenaría junto a Joachim su doble concierto.

    1. Allegro vivace
    2. Adagio affettuoso
    3. Allegro passionato
    4. Allegro molto

10. Sonata para clarinete o viola No. 2, en mi bemol mayor, op. 120 (1894).

Las dos sonatas que conforman este opus fueron las últimas obras que Brahms escribió antes de morir. Hoy en día están consideradas las dos obras más importantes del clarinete de música de cámara. El propio Brahms hizo ciertos cambios en la partitura para que pudiera ser interpretada por la viola. Consta de los siguientes movimientos

  1. Allegro amabile
  2. Allegro appassionato
  3. Andante con moto, allegro